Archivo de la categoría: Política

Uribe apoya la candidatura de Santos… ¡públicamente!

En la entrevista realizada a Álvaro Uribe por Todelar Pasto, el presidente comentó:

“Ahí hay tres huevitos importantes de prosperidad: el de la seguridad, el de la promoción de la inversión y el de la política social. Cuidemos esos huevitos. Si una gallina está echada, culeca, con unos huevitos, y uno le cambia de gallina a esos huevos, es muy posible que esos huevos, en lugar de sacar los pollitos, se enguaren”, sostuvo Uribe.

“No le cambiemos de gallina a los tres huevitos, mantengamosle la misma gallina y el mismo rumbo”, agregó.

Siguiendo con el tema de los huevitos, creo que aquí la cosa está bastante clara: “Blanco es, gallina lo come y frito se come”. Todo esto no hace más que demostrar que Uribe sigue incumpliendo la Ley de Garantías, a pesar de las comunicaciones que le ha enviado el Procurador al respecto. Supongo que si Santos hubiera sabido que Uribe iba a ayudar en su campaña de una manera tan directa, no habría realizado las cuñas y propagandas llenas de picardía.

votar
Anuncios

Ni Uribe comparte la picardía de Santos

La polémica cuña de Juan Manuel Santos en la que se utilizó una imitación de la voz del presidente Álvaro Uribe, fue defendida en repetidas ocasiones por el candidato del partido de la U diciendo que ésta le ponía “picardía, alegría y humor a la campaña” presidencial. En la agitada entrevista que le realizaron los periodistas de Caracol Radio sobre ésta, Santos se mostró a favor del uso de la picardía mientras que Darío Arizmendi no:

Darío Arizmendi: …Usted habla de que esa cuña le puso, uso palabras textuales que usted acaba de pronunciar, ‘picardía y humor’, y a mí la picardía no me gusta.

Juan Manuel Santos: A usted no, a mí sí.

Recientemente la campaña del candidato del partido de la U lanzó una nueva publicidad, que asegura Juan Manuel Santos, cuenta con “picardía, pimienta y alegría”. El uso constante que hace Santos de la palabra picardía para “justificar” sus cuñas publicitarias, lo pondría a uno a creer, o por lo menos a suponer —dado que la campaña de Santos se ha creado como la eventual segunda reelección del actual presidente— que Álvaro Uribe está de acuerdo, o que opina lo mismo que Juan Manuel Santos sobre la picardía. Si nos basamos en el discurso pronunciado por Uribe con motivo de la conmemoración de los 90 años del periódico Vanguardia Liberal, parece que no es así:

“No condescendamos con la picardía ni con el proceder doble o falaz. Desde que fundamos este diario les tenemos declarada la guerra a muerte y en ese hemos sido si se quiere intransigentes, hasta el extremo de no reparar en los amigos. Pero para las ideas ajenas, mientras respondan a una convicción honrada, es todo nuestro respeto. Y la tolerancia por el ajeno sentir se arraiga profundamente en nuestro temperamento fervientemente liberal’, escribía Alejandro Galvis Galvis, el 22 de julio de 1932, en el editorial de Vanguardia. Toda la firmeza frente a la criminalidad, toda la tolerancia frente al pluralismo. ¡Qué gran ejemplo!

Es cierto que la palabra picardía no aparece en este discurso porque Uribe la haya empleado sino porque cita las palabras de Alejandro Galvis Galvis, pero el que las haya traído a colación, y más importante, que Uribe comente “toda la firmeza frente a la criminalidad” —muy seguramente en relación con la parte que dice “no condescendamos con la picardía…”— me parece que constituye un claro ejemplo que el presidente actual y el candidato uribista no opinan lo mismo sobre la picardía.

votar

Robinson Devia y su huelga de hambre

Devia y su huelga de hambre

El candidato presidencial Robinson Devia ha decidido encadenarse a la estatua del Libertador en la Plaza de Bolívar, y ha emprendido una huelga de hambre que ha comentado, será “por tiempo indefinido”. El candidato de La Voz de la Consciencia ha argumentado que su manifestación

…es la única forma que tengo para esperar que se me restituyan las garantías electorales

Con su acto, que podríamos calificar de desesperado, Devia pide además que se le otorgue a él —y me imagino que a Jaime Araújo y Jairo Calderón, los otros candidatos “desconocidos”— la misma equidad informativa que a los otros seis candidatos de la campaña presidencial. A juzgar por la caricatura que acompaña a esta entrada, bien podría considerarse que la manifestación de Devia ya está empezando a mostrar resultados.

Si bien es cierto que “Situaciones desesperadas exigen medidas desesperadas” y que Devia tiene razón al quejarse de la poca –por no decir nula— atención que ha recibido de los medios de comunicación, lo que está mostrando con su acto el candidato de La Voz de la Consciencia, es que es necesario realizar este tipo de actos desesperados, riesgosos y dramáticos, para conseguir la atención del pueblo colombiano y probablemente para obtener lo que se propone.

Creo que actos como el que realiza este candidato, aunque evidentemente consiguen llamar la atención de la gente, no hacen que pueda ser considerado seriamente como el próximo presidente de nuestro país: Si Robinson Devia es elegido presidente en las próximas elecciones y durante su periodo de gobierno tiene —como muy seguramente tendrá el candidato que resulte elegido como el próximo presidente de Colombia— algún problema con el mandatario venezolano Hugo Chávez, ¿se pondrá Devia en huelga de hambre indefinida y se encadenará al Palacio de Miraflores hasta que Chávez se reúna con él para solucionar el impasse? La manifestación de Devia en la Plaza de Bolívar, hace que no sea descabellado pensar que así sea.

Sigue leyendo

¿A qué le teme Juan Manuel Santos?

La entrevista que le realizaron a Juan Manuel Santos los periodistas del programa 6 AM, hoy por hoy de Caracol Radio, tuvo unos momentos bastante agitados cuando se debatió sobre la cuña radial en la que se utiliza una imitación de la voz del presidente para la campaña del candidato del partido de la U. En la entrevista —que se puede escuchar en el primer enlace de esta entrada— Santos no quiso darle mucha importancia a esta cuña pero los periodistas de Caracol insistieron en que debía tratarse dado que ésta “ha calado en el sentimiento de los colombianos”.

A continuación, algunos apartes de la discusión —según la transcripción de la Revista Semana— sobre los momentos de mayor tensión durante la entrevista:

Sigue leyendo

¿Aspira Santos a gobernar los próximos ¡ocho años!?

Desde Cúcuta, Santos anunció que, si es elegido Presidente, desmontará el cuatro por mil.

El candidato del partido de la ‘U’ reiteró que desmontará todos los “impuestos antitécnicos, que afectan más a los pobres que a los ricos”.

En la capital de Norte de Santander, Juan Manuel Santos afirmó que el cuatro por mil es un impuesto que “desbancariza”, y explicó que el desmonte del tributo “se hará en tres etapas”.

De acuerdo con él, entre el 2011 y el 2012 estará en 3 por mil; del 2013 al 2014 será de 2 por mil; y a partir de 2015, 1 por mil, de manera que en el 2016 la tarifa quedará en cero.

Este plan gradual que promete realizar Santos, que estaría acabando en el 2016, en realidad no podría cumplirlo durante su eventual gobierno —para el 2014 el impuesto estaría como al principio, en dos por mil— a menos que desde ya esté planeando mantenerse en el poder por los próximos ocho años, al igual que su antecesor, ¿no?

votar

La extraña forma en que Chávez colabora con la campaña de Santos

El presidente venezolano Hugo Chávez comentó recientemente que si Juan Manuel Santos resulta elegido presidente, su país —y probablemente otros— suspenderían las relaciones comerciales con Colombia:

“Este señor [Juan Manuel Santos] es un mafioso (…) Si el señor Santos por desgracia es electo presidente de Colombia, bueno eso se convierte en una amenaza no sólo para Venezuela sino para medio continente”, dijo.

De ganar, “tendríamos que cerrar totalmente el comercio con Colombia”, advirtió. “Tenemos al lado a Brasil, Argentina, Bolivia, Ecuador, China, Rusia, Cuba y el Caribe. Somos amigos de todo el mundo”, agregó.
[…]

Chávez recalcó este viernes que él no recibiría a Santos en Caracas si resulta electo. “Esto debe tenerlo claro, clarito el pueblo de Colombia”, zanjó.

A juzgar por las declaraciones de Chávez, el mandatario venezolano cree que sus amenazas lograrán que quienes piensan votar por Santos el próximo 30 de mayo desistan de sus intenciones. Sin embargo, desafortunadamente —y lo que Chávez aparentemente desconoce— es que declaraciones como esas no hacen más que incentivar el apoyo de muchos colombianos hacia el candidato del partido de la U, como revelan las opiniones de dos comentaristas a esta noticia en El Tiempo:

Ahora mas que nunca hay que votar por Juan Manuel. Chavez grita asi porque quiere influenciar en las elecciones en contra de Juan Manuel Santos

—Martinitti

Esta afirmación merece la ruptura de relaciones con Venezuela… que ya se da el lujo de hablar por toda Suramerica, Colombia debe pensar bien su elección…gustoso votaría por Santos para callar a este tirano…pero mi voto es por Germán Vargas Lleras

—majisan

votar

¿Es Santos o Mockus la continuación de Uribe?

En un artículo reciente de Aldo Civico en The Huffington Post, el antropólogo italiano hace una interesante observación: la continuación de Uribe es Mockus, no Santos. Civico no comenta que esto sea así por las propuestas del candidato del Partido verde, sino por la campañas realizadas por Uribe en el 2002 y por Mockus en este año. Aunque el texto está escrito como un análisis del por qué Antanas Mockus resultó vencedor en ¡la primera ronda de las elecciones! —es decir es como si fuera un análisis realizado el 31 de mayo— tiene razón cuando dice que las campañas de ambos les han permitido ser representados, o más que ser representados ser percibidos por los votantes, como los que significan un cambio ante la “política tradicional”:

Juan Manuel Santos trató desesperadamente de representarse a sí mismo como la reencarnación del presidente Álvaro Uribe. […] Eso no fue muy inteligente. A los votantes no les gusta un clon. Además, Santos olvidó que Uribe se convirtió en presidente debido al entusiasmo masivo y a un gran movimiento social por fuera de los partidos políticos tradicionales de Colombia. Para los colombianos, Uribe no era la expresión de la elite sino una alternativa a la política tradicional. Santos, miembro de una de las familias oligarcas más tradicionales de Bogotá, representaba el regreso a la vieja política. Y entre más recalcaba cuán profundas eran las raíces de su experiencia en la política y en la administración, más les recordaba a los votantes que el era de los de la vieja política. Mockus, en cambio, encarnaba la nueva política, y fue de alguna manera percibido como el candidato en contra del establecimiento. En ese sentido, Mockus representó la continuación de Uribe. Santos es involución, mientras que Mockus es evolución. [La traducción es mía].

Si la campaña de Mockus logra ser tan, o más efectiva que la realizada por Álvaro Uribe en el 2002 —es decir, si es capaz de convertir el entusiasmo colectivo en votos— creo que Antanas Mockus será —como vaticina el artículo de Civico— el próximo presidente de Colombia.

votar

¿Solo te pago si gano? La retribución económica de J. J. Rendón en la campaña de Santos

El candidato Juan Manuel Santos dijo que Rendón le prestará asesoría publicitaria en su campaña a la Presidencia.

La campaña de Santos también afirmó que ese acuerdo laboral “se fundamenta en el logro de objetivos, es decir, la retribución económica se hará luego de terminar el proceso electoral y deja establecido que dichos recursos se girarán cuando se obtenga el resultado esperado”.

¿Quiere decir esto que al venezolano sólo se le pagará si Juan Manuel Santos resulta elegido como el próximo presidente de Colombia? Si es así, no me extrañaría que para esta campaña Rendón utilice su “lado oscuro”.

votar

Campaña de Juan Manuel Santos, ¿el fin justifica los medios?

En el artículo de La Silla Vacía sobre el debate que hubo en el Congreso para deportar a J. J. Rendón –estratega político que trabaja en la campaña presidencial de Juan Manuel Santos— hace tres años, aparece lo siguiente:

“Esta proposición busca dirigirse al señor Presidente de la República, para que a través de la Cancillería, estudie la posibilidad de cancelar la visa o el permiso de trabajo al señor J.J. Rendón y en consecuencia, que sea expulsado del país”. Estas palabras fueron pronunciadas por el representante Carlos Arturo Piedrahita en la plenaria de la Cámara el 18 de septiembre de 2007. Lo antecedió en la palabra el representante de La U Nicolás Uribe, quien contó cómo Rendón lo había amenazado con hacerle un montaje de fotos con prostitutas para acabar con su carrera política si no despedía a una funcionaria de Colombia Joven. Añadió que por estos hechos lo había denunciado ante la Fiscalía General de la Nación.

Después hablaron otros representantes de La U, de Cambio Radical e incluso del Polo Democrático. Todos coincidieron en que Rendón estaba detrás de varios montajes en contra de partidos y candidatos, y que era un personaje muy cuestionado. […]

Paradójicamente, seis de los representantes que promovieron el debate contra Rendón en ese momento, hoy acompañan a Santos en su candidatura y lo tendrán como estratega principal.

¿Será que la estrategia de la campaña de Juan Manuel Santos –o por lo menos de aquellos que lo acompañan— es aquella que reza “el fin justifica los medios”?

votar

Santos, Mockus y los candidatos “desconocidos”

Mockus y Santos

Juan Manuel Santos, aprovechando el relanzamiento de su campaña presidencial le hizo esta propuesta a Antanas Mockus:

Quiero sentarme con el profesor Mockus a hablar sobre empleo, a ver quién tiene las mejores propuestas económicas, quién sabe de economía, quién sabe cómo detener la revaluación que está destruyendo el empleo en Colombia

La propuesta de Santos, surgida luego de “replantearse” su campaña, apuntaba a realizar un debate entre los dos candidatos que, según los resultados de las últimas encuestas, tienen las mayores posibilidades de resultar ganadores en las próximas elecciones. Si se mira en detalle la propuesta del candidato del partido de la U, se observa que ésta más que una invitación a un debate parecía la invitación a un duelo donde solo uno de los candidatos podría tener la respuesta correcta a la solución más efectiva para, en palabras de Santos, “detener la revaluación que está destruyendo el empleo en Colombia”. Al ser Santos el que realizó la propuesta no es descabellado suponer que él pensaba alzarse victorioso ante el eventual duelo, lo cual sumado a su naciente interés en las redes sociales, probablemente le permitiría asegurar su victoria en las elecciones presidenciales.

La respuesta de Mockus a la propuesta de Santos fue la siguiente:

Si hubiera un proceso que explicara por qué los otros cuatro, seis o siete candidatos quedan por fuera, si hubiera ese mecanismo pues perfecto. Pero hay que respetar a los otros candidatos

A primera vista parecería que la respuesta de Mockus es una respuesta inteligente ante el duelo que le propuso Santos, pero si se tiene en cuenta que Mockus ha participado en los debates televisados de los candidatos a la presidencia —en los que se ha dejado de lado a Jaime Araújo y Robinson Devia— uno no puede dejar de preguntarse ¿ha existido en estos debates un proceso que explique por qué estos dos candidatos han quedado por fuera? ¿Se ha respetado a Araújo y a Devia?

votar