Archivo mensual: septiembre 2010

Lo reciente y lo no tan reciente en Internet

Escribe Dave Winer, citado por Marco Arment:

¿Por qué Twitter funciona mejor para las noticias que Google Reader? Sencillo, Twitter te da lo que es nuevo ahora1. Uno no tiene que andar buscando para encontrar la información más reciente. Y Twitter no desperdicia tu tiempo diciéndote cuantos elementos no has leído. A quién le importa. (Es como preguntarte cuántos artículos no has leído de The New York Times. Sería una cantidad enorme. Yo no te molesto con la cantidad de entradas de Scripting News2 que no has leído, entonces, ¿por qué lo hace Google3.

El comentario de Winer refleja la posición de las personas que buscan lo más reciente, lo más actual, gente que lee la información en Internet de la misma manera que lo hace con un periódico (lo verdaderamente relevante para estar al tanto de lo que sucede actualmente en el mundo es lo más reciente). Y en realidad Internet está lleno de páginas, de artículos y de noticias que relatan sucesos que alguna vez fueron actuales, contemporáneos pero que ya no lo son. Y no tendría ningún sentido ponerse a leer todas esas páginas para estar al tanto de lo que ha sucedido si se puede leer únicamente lo más nuevo.

Sin embargo, toda esa información que alguna vez fue actual, no deja de ser relevante por el simple hecho que, por llamarlo de alguna manera, “su momento ya haya pasado”. Las personas que por alguna u otra razón buscan información de sucesos que ocurrieron hace algún tiempo, estoy seguro que consideran esas páginas, artículos, noticias y entradas de blogs, entre otras, de suprema importancia ya que no solamente dan cuenta de lo ocurrido, sino también de la posición de personas contemporáneas a los hechos, de sus opiniones, de sus comentarios que, por la misma inmediatez que permite Internet, se realizan “al calor de los hechos” con apenas segundos de diferencia.

Esa es una de las grandes fortalezas de Internet, que permite encontrar no solamente lo más reciente o lo más actual, sino que también deja que quién esté interesado en hechos no tan recientes, pueda realizar su búsqueda con la misma facilidad que tiene quien solo lee temas de actualidad. La diferencia está en la herramientas que se utilicen para buscar esa información y de cuál sea el más adecuado a sus intereses.


  1. El énfasis es mío. ↩

  2. El sitio web donde Winer escribió la entrada que cita Arment. ↩

  3. La traducción es mía.  ↩

Anuncios

En busca de un Guinness Record (bastante pobre)

Escriben en El Tiempo sobre la posibilidad de proponer la cancha de toros construida en la Plaza de Toros de Santamaría, a los Récords Guinness:

Aunque Colombia no logró ascender al Grupo Mundial de la Copa Davis tras perder por 1-3 ante Estados Unidos, los aficionados pudieron disfrutar de un gran espectáculo en una Plaza de Toros de Santamaría, en donde fue construida por primera vez en América una cancha de tenis de polvo de ladrillo.

Este hecho ha llevado a la compañía constructora a pensar en aplicar a un ‘Guinness World Récords’, por ser la primera en América.

[…]

Sin embargo, el uso de una plaza de toros como escenario de tenis no es nuevo en el mundo y ya se había aplicado en España, en tres ocasiones.

¿Proponer la cancha de tenis que se construyó en la Plaza de Toros (que como muestra la misma nota, no es la primera vez que sucede) solamente porque es la primera de esa clase que se construye en América? No se si finalmente pongan en consideración de los encargados de los Récords esta particular cancha de tenis, pero si lo hacen basándose únicamente en que es la primera de su clase construida en América, me parece que estarían usando un argumento bastante pobre.

El verdadero problema con las adaptaciones de personajes históricos

El presidente de la Academia de Historia de Cundinamarca, David Rubio, comentó lo siguiente sobre la adaptación de la vida de Policarpa Salavarrieta en la novela de RCN:

“Nos preocupa lo que se está mostrando, por la alta influencia que tienen los medios de comunicación en los niños y jóvenes. Aún más cuando se está mostrando una versión tergiversada que puede ser tomada como cierta”, afirmó David Rubio, que en los próximos días emitirá un comunicado oficial sobre el tema.

Los medios de comunicación —por el mismo alcance que tienen— son fundamentales para la difusión de la información y es innegable que —por lo menos en el caso de la televisión— al utilizar una narrativa distinta, para muchos quizás mucho más emocionante que leer un libro, logra transmitir la información a muchas más personas que las que pueden llegar a leer un texto escrito.

Y no es extraño que así suceda si se tiene en cuenta que el formato en que se presenta la novela permite desarrollar la trama de una manera más rápida, más emocionante si se quiere —no se puede olvidar que las producciones en televisión dependen del rating que puedan generar— y esto creo que permite explicar en buena medida las razones de su éxito. Sin embargo, no se puede olvidar que a pesar de la diferencia en la transmisión de información, ésta —y más si se trata de temas o personajes históricos— debería procurar mantenerse fiel a la historia —por lo menos en líneas generales— para evitar que los espectadores crean que la versión ficcionalizada —como saben— pero tergiversada —como no se si sepan— es una narración fidedigna que se apega a los hechos como en realidad sucedieron.

El problema, según lo veo y acertadamente señala Rubio, no es tergiversar un personaje o un tema histórico sino no informar al televidente sobre los elementos que se han modificado en la versión que se presenta en la pantalla chica1. Por no informar que lo que se pasa por la pantalla del televisor no corresponde con la versión histórica del personaje, es por lo que se crean distintos mitos de la historia2 que en muchos casos no son fáciles de corregir.


  1. Esta aclaración debería realizarse de la misma manera en que se presenta el contenido tergiversado: si se le dedica tiempo en los noticieros y en la tanda de comerciales a promocionar la novela, lo lógico sería que estos mismos espacios —y no como respuestas a las inquietudes de un periodista de una publicación diaria, como sucede con el artículo de El Tiempo, o como un largo bloque de texto al inicio de la novela que en la mayoría de los casos nadie lee— fueran utilizados para mencionar los errores que a propósito se realizan en la producción. ↩

  2. Sobre mitos de la historia se ha escrito bastante, pero uno en particular que puedo recomendar es el de Los siete mitos de la Conquista Española de Matthew Restall. ↩

¿Error de redacción o despiste?

¿Error de redacción o despiste?

Aparece esto en la página de El Tiempo:

La otra gran novedad de la presentación de Jobs fue la esperada llegada de la nueva Apple TV, también conocida como iTV 1, el receptor digital multimedia lanzado por la compañía en 2006 como un “hobby” en palabras del consejero delegado.

¿Apple TV también conocida como iTV? La última vez que Apple la llamó así fue el 12 de septiembre de 2006 en una conferencia de prensa en la que la mostró como un trabajo en desarrollo. Lo demás no fue más que una serie de rumores que apuntaban a que Apple rebautizaría su hobby como iTV, algo que como ya se sabe no sucedió.


  1. El énfasis es mío. ↩